la sensacional musica de piano relajante de Ludovico Einaudi

in NEWS - LO MAS NUEVO DE...

Barcelona, como otras ciudades del mundo ha demostrado ser una plaza segura para Ludovico Einaudi. Sus actuaciones de los últimos tiempos se cuentan como éxitos apoteósicos por dónde va. Tanto artísticos como de taquilla.

abril 2020

Las entradas para su concierto en el Auditori, en el marco del Festival de Jazz, se habían acabado con meses de antelación y si cada tema ya fue seguido de grandes aclamaciones, el desvarío final con toda la sala de pie aclamando al músico turinés fue para recordarlo. Y lo recordamos…

Volvía a arrasar en Barcelona con las armas más sencillas: un piano, un violín o bien viola, un chelo y una música simple de digerir. Una música bastante difícil de etiquetar que pasea entre un minimalismo meloso y lo que podría ser la banda sonora de una película romántica.

Música plana, sin sobresaltos, que busca más la caricia que la provocación.

Se sienta en sus conciertos, ahora, de cara al público e inclusive toma el micrófono para explicar en italiano el significado de una pieza supuestamente improvisada por el trío sobre los perfiles montañosos que van recorriendo la pantalla.

Supuestamente improvisada pues más parece una sesión de estudio con profusión de escalas que otra cosa.

 Esa armonía, como tantas otras suyas a diferente escala, se ha llegado a reproducir más de ciento sesenta y cinco millones de veces en Spotify. Cuatro veces más de lo que se escucha lo más conocido de Mozart o bien Beethoven en esa plataforma.

Es merced a factores como estos por los que es simple sacar la conclusión de que estamos frente al músico más escuchado de nuestro tiempo.

En dos mil diecisiete recibió el encargo de componer una ópera y ya la estrenó tras 2 duros años de trabajo en los que asimismo ha continuado sus largas giras mundiales y proyectos teatrales en la ciudad de París con Robert Wilson y también Isabelle Huppert.

Winter Journey aborda de forma lírica uno de los inconvenientes centrales de nuestra Europa en crisis, el de la inmigración que cruza el Mediterráneo jugándose la vida a cara o bien cruz, y el inconveniente político que eso provoca además del drama humano que hay tras cada una de las historias individuales.

«Es complicado», comenta Einaudi, «y da pie a situaciones de tráfico que deben resolverse. No sé de qué forma se soluciona esto, esperemos lo supiese, mas lo que sí es que es una de esas cuestiones, como el cambio climático, que no puedes dejar pasar: te fuerzan como sociedad a detenerte y concentrarte en ellas».

Einaudi ha preferido dejar el texto como una declamación -en su ópera solo canta el coro o bien unas voces africanas que simbolizan la situación de desarraigo de los personajes- y ha vestido cada uno de los cuadros escénicos con su propio estilo lírico.

Ha escrito esta vez para una enorme orquesta formada por una sección de cuerdas, metales, piano y harpa. Sin instrumentos de vientos para, en sus palabras, «eludir la épica y centrarme en el dolor; los metales tienen una función trágica como, por poner un ejemplo, ocurre en el Réquiem de Mozart. Hay algo religioso. Esta ópera es una suerte de oración por Europa».

El recorrido futuro de Winter Journey no se conoce todavía. Tras las funciones programadas en Nápoles en dos mil veinte, la ópera debería aguardar a que se manifieste el interés de nuevos teatros. Mas todo semeja intuir que va a tener una vida larga cuando pase el confinamiento.

La fama de Einaudi y su estilo afable debería llamar la atención de un público extenso.

https://ludovicoeinaudi.com/

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta