… minutos después, el periodista se derrumbaba y admitía que “me he inventado todos los putos nombres”. La confesión provocó inmediatamente un aluvión de llamadas de los oyentes más fieles, que expresaron su más profunda decepción: “Lo sabía, es que lo sabía. Llevo años buscando discos inencontrables por vuestra puta culpa, pero con Lidl no me la colásteis. Conozco bien el rock progresivo alemán y Lidl es una puta cadena de supermercados

La noticia ha sido destapada por El Mundo Today: Radio 3 reconoce al fin que los grupos de los que habla no existen