UN BUEN ESTUDIO DE GRABACION DE SONIDO NO ES PA TO QUISQUI

in BLOG/COSAS/PROFESIONALES DEL MUNDO DE LA MÚSICA/SONIDO PROFESIONAL by

UN BUEN ESTUDIO DE GRABACION DE SONIDO NO ES PA TO QUISQUI

o “No está hecha la miel para…”

Hay gente que desea estudiar música y no conoce ni la Quinta de Beethoven. Es un decir, no falto de base real, y aunque no creo que el artista se haga en las academias ni en las instituciones regladas, sí que creo que no ayuda nada la carencia de cultura a la creación. Dicho de otro modo, por desgracia hoy hay mucho niñato y niñata que se cree que es artista porque ha participado en un Reality de cantantes o ha cantado en una orquesta de pueblos.

Pero no quiero hablar de esto sino de cosas que tienen que ver con los estudios de grabación. Un maestro de Conservatorio amigo mío me asegura que nunca había visto un nivel tan bajo entre los aspirantes a músicos. Y cuando habla de nivel bajo no se refiere a cualidades físicas sino a carencia de cultura general. Pero he dicho que no iba a  hablar de esto…

Te metes en un estudio de grabación y te das cuenta que a veces los técnicos son más músicos que los supuestos artistas. Por cierto, que envidia de derroche de técnica cada vez que estás en uno de estos santuarios del sonido. Yo, en mi casa, tengo bastante de todo, y de calidad, pero aún así nada que ver. Es una delicia ponerte esos auriculares profesionales de estudio, y empezar a escuchar cada cosa con la más absoluta nitidez, y cada sonido por su sitio y en el nivel óptimo. Y te pones a cantar pareciéndote que estas flotando mecido por la música que escuchas.

Pocos saben que estudié piano porque nunca lo toco, en público. Lo mío es cantar y el piano lo dejo para quienes son capaces de arrancar arte de él. Yo lo intento, pero sinceramente, no es lo mío. Y el caso es que me vienen buenas melodías a la cabeza, pero la parte técnica, la de virtuoso con las manos encima de las teclas, esa no la controlo. ¡Una pena!

Sobre la grabación de música en estudios. ¿Que podría decir? Pues que poca gente sabe la de equipos sofisticados que hacen falta para conseguir un sonido de calidad, pero de calidad de las de verdad. Como también soy DJ tengo simpatía y predilección por los auriculares de estudio y en general por todos los auriculares profesionales.

UN BUEN ESTUDIO DE GRABACION DE SONIDO NO ES PA TO QUISQUI

Auriculares profesionales de estudio

Invertir en unos auriculares profesionales de estudio es esencial si te dedicas a la música. Pero también si eres Youtuber o algo similar. Sabes que unos buenos cascos te van a durar para siempre. Vamos, que te mueres tu y los auriculares siguen ahí el tiempo que haga falta. Por supuesto todo depende  del presupuesto que tengas, porque precios, los hay para todos los bolsillos. Y no es lo mismo unos auriculares para un DJ que para un cantante, o para un bajista…

Solo en determinados modelos y marcas de auriculares puedes leer “estudio” en la etiqueta. 

Para saber lo que precisas debes mirar de cerca las peculiaridades técnicas, el coste, los análisis de los especialistas y las opiniones de los usuarios profesionales. No me imagino grabando “Victim of Love” con unos de esos auriculares que nos venden en algunos sitios como profesionales o como auriculares de estudio.

Tengamos en cuenta que en el Estudio estamos haciendo un montón de experimentos, con las voces, guitarras y todo lo demás. Cada cosa por su pista o sus pistas. Escuchas y decides con que te quedas al final.

Recuerdo un concierto en Washington, DC, en el que el grupo grababa disco en directo. Pensábamos que sonaba todo perfecto pero hubo que retocar cientos de cosas y de detalles en el estudio en Santa Monica durante cuatro días más. Puede que hubiésemos tardado menos si no llega a ser por la falta de puntualidad de algunas y algunos. Fue bastante agotador tratar con personas impuntuales, especialmente para el ingeniero de grabación.

A veces estos artistillas de nueva cuña se piensan que por el hecho de que te pagan pueden darse el lujo de llegar tarde. Recuerdo otro día en un festival, en el que participaba también una de esas de OT que no mencionaré para no dejarla fea, el guitarrista de ella, no se por que tenía la guitarra rota, o se le había olvidado o no se, pero el caso es que no tenía guitarra. Mi guitarrista se ofreció a dejarle la suya, que no era la más cara del mundo pero tampoco una baratija. Pues “ella”, ni corta ni perezosa, no se le ocurre otra cosa que decir en público, excusándose porque su guitarrista intentaría “hacer lo que pudiera” con esa guitarra que le habían dejado. En vez de dar las gracias, la muy… acostumbrada a las payasadas de los programas estúpidos de la televisión.

En la música, somos muchos los profesionales que sufrimos la falta de profesionalidad de advenedizos que lo más que han hecho previamente es cantar en el karaoke de su barrio. Y luego van a un programa de TV y les dicen si tienen o no el perfil. ¿El perfil de que? Hay que tenerlos muy gordos para tomarnos el pelo así de esta forma. A mi anecdotitas las justas y payasadas ninguna..

He vivido muchas cosas interesantes, y tengo anécdotas increíbles. Pero de las de verdad. Recuerdo cuando fui testigo de la evolución y descomposición del grupo “Los de la Ricota Azúl”. Esta gente tenía una tensión creativa que solo se mostraba en su casa del Parque Leloir. Una explosión creativa que los llevó a componer muchos temas y que se acabó cuando los desahuciaron porque no podían pagar el alquiler.

Fue triste porque estaban a punto de firmar con Sony, para acompañar a Los Redondos. Les esperaban un millón de dólares, pero la cosa fue que No. Eran tiempos de la explosión del rock y del enorme negocio de la música.

Y ya en los ochenta el trabajo de estudio empezó a ser muy pasional. Pero solo para algunos.  😉

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a https://paysuites.me/blogsdejohnnyzuri/

Deja un comentario